Tranductor

Publicaciones ML (Ebooks, tráilers, merchandising)

Merchandising ML

martes, 11 de julio de 2017

Espiral de sal

 
Me levanté de madrugada,
no esperé un gran día tras el desastre de la noche pasada.
A esas hora Ganja llama,
no es una buena idea que María quiera verme ya por la mañana.
Intento tomarlo con calma,
me sirvo un cafelito y suspiro mientras miro por esta ventana.
Despierto con cada calada,
y sus ojos negros se despiden deseándome buena jornada.
Comienzo a caminar,
mi son es el andar de aquellos que me siguen esperando.
Me paro en seco y miro al mar,
respiro su perfume
y el recuerdo me transporta a su entrepierna y cedo...

Sucumbo ante su cielo,
al olor de su pelo,
al calor arrogante de sus putos ojos negros...
Se me quedan las palabras entre el papel y la tinta
cada vez que pienso en lo que me das, islita...

Parece que llega la tarde,
las nubes dejan verse en un cielo tan perfecto que es incontestable.
Me tumbo en su cama de arena,
ella me acaricia y me envenena susurrando: "No me dejes, nena".
Es tan bonita que es eterna,
al extranjero enferma con el roce de su viento entre las palmeras.
Yo sucumbo a este placer,
a su olor a café,
y al meneo de los barcos ente sus caderas.

Se pone tontorrona si la dejas sola,
ella fustiga y te castiga, ella no te perdona.
Si te vas y la abandonas,
se vuelve una cabrona,
ella no para ni un momento hasta que tú retornas.

Es el ansia y es el aliento,
este lugar de viento,
yo muero en mil intentos pero ella no falla.
Te envuelve en sus infiernos,
te abraza con sus silencios,
hace que te sientas reina del Timanfaya.

Yo sucumbo ante su cielo,
al olor de su pelo,
al calor arrogante de sus putos ojos negros...
Se me quedan las palabras entre el papel y la tinta
cada vez que pienso en lo que me das, islita...
 

 
Safe Creative #1707112925250

No hay comentarios:

Publicar un comentario